Menú superior derecho

Parálisis de cuerdad vocal PDF Imprimir E-mail

La parálisis de las cuerdas vocales es la incapacidad de mover los músculos que controlan las cuerdas vocales.

Esta parálisis puede estar producida por trastornos cerebrales, como tumores en el cerebro, ataques cerebrovasculares y enfermedades desmielinizantes, o lesiones en los nervios que llegan a la laringe.

El daño nervioso puede estar causado por tumores, lesiones, una infección vírica de los nervios o neurotoxinas (sustancias que envenenan o destruyen el tejido nervioso), como el plomo o las toxinas producidas en la difteria.

La parálisis de las cuerdas vocales puede afectar al habla, la respiración y la deglución. Este trastorno produce el paso de los alimentos y de los líquidos hacia la tráquea y los pulmones. Si se ha paralizado sólo una cuerda vocal (parálisis unilateral), la voz es ronca y entrecortada. Por lo general, la vía respiratoria no resulta obstruida porque la cuerda normal que se encuentra al otro lado se abre lo suficiente. Cuando ambas cuerdas vocales quedan paralizadas (parálisis bilateral), la voz se reduce en fuerza pero sigue sonando normal. Sin embargo, el espacio entre las cuerdas paralizadas es muy pequeño y la vía respiratoria se obstaculiza, por lo que incluso un ejercicio moderado causa dificultades respiratorias y un sonido ronco y agudo con cada respiración.

 
Quiste intracordal PDF Imprimir E-mail

Existen dos tipos de quiste intracordal. El primero se debe a la obstrucción de una glándula con retención de material mucoso. El segundo es un quiste de tipo epitelial.

Además se localizan en el espacio de Reinke, justo por debajo del epitelio escamoso de la cuerda vocal.

Los quistes intracordales son difíciles de diferenciar de los pólipos o nódulos pequeños. Presentan ronquera y, a medida que crecen, aparece diplofonía. Refieren disminución de capacidad vocal.

Por lo general son unilaterales, pero casi siempre se observa un edema asociado en la cuerda vocal opuesta.

 
Edema de Reinke PDF Imprimir E-mail

El edema de Reinke ha sido asociado con fumadores y a veces con personas que abusan de su voz. Igualmente, uno de los síntomas del reflujo gastroesofágico es el edema de las cuerdas vocales. Es bilateral, raramente se observa en una cuerda vocal y ocurre más en varones mayores de 40 años. Se puede observar también en el hipotiroidismo.

El paciente refiere disfonía crónica, voz con tono bajo, tanto en el hombre como en la mujer y en algunas ocasiones puede producir obstrucción respiratoria. Las mujeres se quejan de voz masculinizada y los cantantes de disminución del registro vocal.

 
Disfagia PDF Imprimir E-mail

Es la dificultad en el paso de alimentos y líquidos de la boca al esófago, es decir, la dificultad para tragar. No suele ser importante y suele remitir a los pocos días. No obstante, si el problema persiste puede deberse a causas tales como trastornos neurológicos, reflujos gastroesofágicos, parálisis en las cuerdas vocales o incluso tumores en la garganta. Si es problema persistente debe ser reconocido por un especialista.

 
Dolor de garganta PDF Imprimir E-mail

El dolor de garganta puede ser la manifestación de diversas afecciones, la mayoría de ellas debidas a infecciones provocadas por virus o bacterias. Cuando el dolor sea profundo o persista en el tiempo más de lo habitual, 3 ó 4 días, es conveniente ponerse en manos del especialista.

 
Amigdalectomia y Adenoidectomía PDF Imprimir E-mail

Son mecanismos de defensa ante posibles infecciones. Su labor es la de tomar muestras de bacterias y virus y ayudar en la creación de anticuerpos. Esta función va perdiendo importancia a medida que la persona crece. Se cree que a partir de los tres años su funcionalidad es casi nula. Pueden ser causa de infecciones frecuentes o problemas en la deglución o respiración, por lo que en muchos casos y pasada la edad de tres años, puede ser conveniente su extirpación.

 
Ronquidos PDF Imprimir E-mail

El ronquido se produce al encontrar el aire de nuestra respiración algún obstáculo donde la parte alta de la garganta y la lengua se encuentran con el paladar blando y la úvula. Este problema afecta al menos de forma ocasional al 45% de los adultos y puede ocasionar serios problemas de descanso o familiares. Un caso extremo de su impacto sobre el descanso es la apnea del sueño, que provoca que el tiempo de sueño profundo sea mucho menor de lo aconsejable y que estas personas vivan cansadas o somnolientas.

 
Pólipos unilaterales PDF Imprimir E-mail

Es una patología muy frecuente en los hombres. Su etiología no está completamente aclarada, pero se observa en personas que abusan de su voz, en pacientes con medicación anticoagulante, hipotiroidismo, o pueden ser de origen inflamatorio, alérgico, inmunológico o traumático. Existe una incidencia de un 80% de pólipo en personas fumadora.  Son pacientes con disminución de su rango tonal (tono bajo) y ronquera crónica. La voz se puede romper bruscamente, algunos presentan diplofonía y, en menos casos, disnea

 
Disfonia o ronquera PDF Imprimir E-mail

Cambios anormales en la voz provocados por alguna alteración o disfunción de las cuerdas vocales. Algunas ronqueras son de poca importancia y tienden a desaparecer en un corto periodo de tiempo. Una de las principales causas de la disfonía es el uso inadecuado de la voz y puede degenerar en la formación de nódulos o pólipos en las cuerdas vocales y su tratamiento más comen es la microcirugía. Estos problemas aparecen con especial incidencia en grupos profesionales cuyo instrumento de trabajo fundamental es la voz, tales como cantantes o profesores. Los problemas de la voz son tratados mejor por un equipo profesional que sepa y entienda como funciona la voz.

Voz Disfónica o ronca (Nodulos o Polípos Vocales)

Nodulos
Se forman en los dos tercios anteriores de las cuerdas vocales y suelen ser bilaterales. La causa de los nódulos es el traumatismo vocal por esfuerzo vocal, que al aumentar la tensión y prolongarse en el tiempo, produciría congestión vascular, edema y hemorragia submucosa. Son lesiones frecuentes en personas que utilizan su voz con mala técnica vocal. El síntoma más común es la disfonía, ronquera con voz áspera, tendencia a tonos graves y fatiga vocal con el correr del día. Algunos cantantes refieren incapacidad para elevar el tono de la voz y sensación de realizar mayor esfuerzo al cantar.